QUE HACER

Que Hacer si mi Mascota Sufre un Colapso.

Como Enfrentar una Emergencia Medica en Nuestra Mascota

Sabes qué hacer si tu mascota deja de respirar. Conocer algunos procedimientos de emergencia si tu perro o gato se está asfixiando, o si ha sufrido un paro cardiorrespiratorio, podría salvar la vida de tu mascota. Aquí están los pasos para hacer RCP en un perro y un gato.

El RCP (resucitación cardiopulmonar) preserva la función cerebral hasta que se pueda restaurar la circulación sanguínea y la respiración adecuadas.

Los signos que indican la necesidad de RCP incluyen:

  • Inconsciencia
  • Falta de excitación
  • Nulo movimiento físico
  • Parpadeo en los ojos.

Estos síntomas pueden ser ocasionados por ahogamiento, asfixia, descarga eléctrica u otras situaciones.

Si tu mascota tiene un objeto extraño atascado en su garganta, es importante tratar de desalojarlo antes de realizar la RCP.

Como Realizar el RCP y la Maniobra Heimlich a Nuestra Mascota

La siguiente información se ha actualizado con las últimas recomendaciones de la Campaña de Re-evaluación Sobre la Reanimación Veterinaria en EUA. Dichas recomendaciones se basan en la evidencia arrojada en una investigación publicada en el año 2012, sobre la mejor manera de resucitar a los perros y gatos con paro cardíaco.

Las principales recomendaciones nuevas son:

  • Realiza 100-120 compresiones torácicas por minuto.
  • Haz  30 compresiones en el pecho de tu mascota seguidas de 2 respiraciones
  • Lleva a cabo masajes cardíacos y compresiones torácicas de acuerdo con los diferentes tipos de anatomía y tamaños de perros.

De forma resumida, en la siguiente imagen se muestra la forma de actuar en una situación de emergencia con tu mascota.

La clave para el RCP es recordar los tres elementos que lo compones, que son: vía aérea , respiración y compresión cardíaca .

Para realizar las tres técnicas, sigue estos pasos.

  • Coloca al perro en una superficie plana y extienda la cabeza hacia atrás para liberar las vías aérea. Las prácticas actuales recomiendan colocar al perro sobre su lado derecho, con el corazón hacia arriba. Sin embargo, las últimas pautas establecen que la posición lateral izquierda o derecha es aceptable.
  • Abre la boca de tu mascota para verificar si hay obstrucciones. Si existen  intenta desalojar el objeto.

  • Coloca tus manos alrededor del hocico del perro para que solo las fosas nasales queden despejadas. Sopla aire en las fosas nasales con cinco o seis respiraciones rápidas. Perros pequeños y cachorros requieren respiraciones cortas y poco profundas. Los perros más grandes necesitan respiraciones más largas y profundas. Continua las respiraciones rápidas, a una frecuencia de una respiración cada tres segundos o 20 respiraciones por minuto.

Ademas.

  • Verifica si hay latidos del corazón usando su dedo en la parte interna del muslo, justo por encima de la rodilla. Si no sientes el pulso, coloca la mano sobre la cavidad torácica del perro, donde el codo toca la parte media del pecho. En caso de no encontrar el pulso, haz que otra persona continúe respirando en las fosas nasales (boca a hocico), mientras que la otra le da compresiones en el pecho. Si estás solo, haz la compresión y la ventilación boca a hocico tu mismo.
  • Dale al perro las compresiones en el pecho, colocando ambas manos con las palmas hacia abajo en la cavidad torácica del perro. Para la mayoría de los perros, las compresiones torácicas se pueden realizar en la parte más ancha del pecho mientras el perro está acostado de lado.

Debes de Tener en Cuenta.

  • Para perros pequeños o cachorros. Coloca una mano o el pulgar en el pecho y haz la reanimación.
  • Usa el talón de tus mano para presionar hacia abajo. Realiza 30 compresiones rápidas seguidas de 2 respiraciones de aire  y luego verifica si se ha restablecido la conciencia
  • Si no se ha restaurado la conciencia. Continua con las compresiones en ciclos de 100 a 120 por minuto (el mismo ritmo administrado para las personas).
  • Realiza el RCP en ciclos de 2 minutos y verifica si se ha restablecido la respiración y la conciencia.
  • Idealmente, el RCP se realiza mientras se dirige a un veterinario de emergencia. Si esto no es posible, contacta a un veterinario una vez que el perro haya comenzado a respirar.

Cómo Realizar las Compresiones Torácicas en Perros con Diferentes Tipos de Anatomia.

Los perros tienen una estructura diferente y dependiendo de ella se le tiene que dar una reanimación distinta. A continuación se muestran tres resucitaciónes que van acorde a la anatomía de tu perro.

  1. La figura A ilustra la técnica para la mayoría de los perros. Puedes aplicar compresiones en el pecho a la parte más ancha del pecho mientras el perro se acuesta de lado.
  2. La figura B indica como dar RCP para perros con pechos en forma de quilla.
  3. La figura C muestra la manera de dar RCP para perros con pecho de barril.

Para perros pequeños y gatos se pueden administrar compresiones torácicas de dos maneras.

  1. La figura A ilustra cómo envolver una mano alrededor del esternón mientras sostiene la espalda.
  2. La figura B muestra la compresión a dos manos.

Después de realizar la reanimación a tu mascota, llévalo con un veterinario para que le haga una revisión exhaustiva y te de algunas recomendaciones a seguir para mejorar su estado de salud. En muchos casos, hay razas de perros mas susceptibles a sufrir paros cardiorrespiratorios, por lo que una dieta adecuada y un ejercicio acorde a sus necesidades, mejorara la salud de tu perro o gato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *