QUE HACER

Que Hacer en un Secuestro

El secuestro es un delito que consiste en privar de la liberta a una persona con el fin de conseguir una ganancia, que puede ser en forma de dinero o con una retribución no monetaria.

Las probabilidades de que alguien sea secuestrada o tomado como rehén son pocas, es un fenómeno que ha ido en aumento y adquiere diversas dimensiones. Por ejemplo, en México cada día son secuestradas en promedio cinco personas. En contra parte, en Chile cada año son secuestradas tan solo 35 personas.

El secuestro es una experiencia aterradora, pero probablemente tienes más recursos personales de los que crees para enfrentar esta situación. Recuerda que eres valioso para aquellos que te retienen solo si está vivo y por lo tanto querrán mantenerte así. Tu mejor defensa es cooperar de manera pasiva y cuanto más tiempo pase, mejores son tus posibilidades de ser liberado.

Que Hacer en Caso de Secuestro

Un secuestro puede ocurrir en cualquier lugar, puedes ser en la calle, o que te saquen de tu automóvil o de tu habitación de hotel o hasta residencia. La mejor oportunidad para escapar es al principio, durante la confusión de la aprehensión, pues es probable que estés en un lugar público. Si el escape es imposible o demasiado arriesgado, debes de tratar de causar tanta conmoción como sea posible para llamar la atención sobre la situación, pero sin poner en riesgo tu vida.

Una vez que te fuercen a subir a un vehículo, lo mas probable es que te venden los ojos, te golpeen (para dejarte inconsciente), te droguen o te obliguen a recostarse boca abajo en el piso del vehículo. En algunos casos, se obliga a los rehenes a entrar a compartimentos especialmente diseñados para transportar contrabando.

Si te administran medicamentos, no te resistas. Su propósito es sedarte y hacerte más manejable. En este caso es mejor que te droguen a que te  golpeen y quedes inconsciente. Recuerda que si estás consciente, sigue las instrucciones de tus captores.

Mientras estés confinado y transportado, no luches. Cálmate mentalmente y concéntrate en sobrevivir. Intente visualizar la ruta que se está tomando, tome nota mental de los giros, el ruido de la calle, los olores, etc. Trata de mantener un registro de la cantidad de tiempo que pasa entre los puntos, pues esta información servirá cuando te liberen y se la puedas dar a la policía.

Una vez que hayas llegado al lugar donde estarás, es posible que te coloquen en un área de retención temporal antes de que te trasladen nuevamente a un lugar de detención más permanente.

Si te interrogan:

    • Mantén un sentido de firmeza pero actúa cooperativo.
    • Proporciona información que te favorezca.
    • No retes a tu interrogador con un comportamiento agresivo.
    • Da respuestas cortas y no ofrezcas información o insinuaciones innecesarias.

Concéntrate en sobrevivir. Lo que ellos quieren es usarte como una herramienta de negociación o para obtener un rescate, te mantendrán con vida.

Se observador, mira los detalles de la habitación, los sonidos de la actividad en el edificio y determina el diseño del edificio estudiando lo que es visible para ti. Escucha los sonidos a través de paredes, ventanas o en las calles. Memoriza el número de personas, los nombres, la descripción física, los acentos, los hábitos y la estructura de rango de tus captores.

Busca patrones de comportamiento e identifique las debilidades o vulnerabilidades. Usa esta información para evaluar las oportunidades para escapar.

Trata de establecer una relación con tus captores, tu objetivo es que los secuestradores te vean como una persona real, en lugar de un simple objeto o alguien ajeno a ellos, en este punto debes de escuchar activamente los sentimientos y preocupaciones de los criminales, pero nunca elogies, participes o discutas su “causa“.

Habla con normalidad, no te quejes y evita ser agresivo, y procura cumplir con todos los pedidos e instrucciones. Una vez que se logre un nivel de comunicación, intenta solicitar elementos que aumenten tu comodidad personal, no tenga miedo de pedir cualquier cosa que necesite o quiera, como medicamentos, libros o papeles. Haz las solicitudes de manera razonable y discreta.

Que Tienes que Tener Presente.

Debes de estar consciente que sera un proceso largo, por lo que necesitaras contabilizar de alguna forma el paso del tiempo. Si estás aislado, puede aproximar el tiempo observando los cambios de temperatura entre la noche y el día, la frecuencia e intensidad de los ruidos externos (tráfico, aves, personas, etc) y observando el estado de alerta de los guardias.

Establece un horario diario de ejercicio tanto mental como físico. Si tienes un movimiento muy limitado, usa ejercicios de tensión muscular y de flexión para mantener tus músculos tonificados. Para mantener tu fuerza, come lo que le dan, incluso si no parece apetitoso y no tienes hambre. Utiliza técnicas de relajación para reducir el estrés.

Si detectas la presencia de otros rehenes en el mismo edificio, intente idear formas de comunicarte con ellos. Así podrás saber cuanto llevan ahí y te podrán compartir información sobre lo que debes de esperar de tus captores.

Debes de estar atento a los signos del “Síndrome de Estocolmo” que ocurren cuando el cautivo, debido a la proximidad y las constantes presiones involucradas, comienza a relacionarse con los captores y se muestra empático con ellos. En algunos casos, esta relación ha dado como resultado que el rehén simpatice hasta participa activamente en las actividades del grupo.

Si se te obliga a presentar las demandas de tus secuestradores, debes declarar claramente que las demandas son de sus captores. Evita hacer una petición en tu propio nombre.

Se paciente, ya que las negociaciones con rehenes son a menudo difíciles y requieren mucho tiempo. Recuerda, tus posibilidades de supervivencia aumentan con el tiempo. La mayoría de los episodios de secuestro o toma de rehenes terminan sin pérdida de vidas o lesiones físicas al cautivo. Eventualmente, seras liberado o rescatado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *