Controlando la Educación de tu Gato. Tips de Obediencia.

Tips de Como Entrenar a tu Gato

Todos sabemos que a los perros se les puede enseñar a obedecer órdenes básicas, pero ¿qué pasa con tu gato?. Los gatos son más independientes y menos sociales que los perros, por lo que no desean elogios de la misma manera que lo hacen los perros. Pero como ya sabes, los gatos son animales muy inteligentes y tienen la capacidad de aprender una variedad de comportamientos y trucos.

Entrenando a un Gato Joven

Es importante comenzar a entrenar a tu gatito lo antes posible para que pueda crecer y aprender a respetar los límites de tu hogar. No quieres que tu gato esté escarbando en en la basura, rompiendo tus muebles o saltando constantemente sobre tu mostrador. El entrenamiento de obediencia para gatitos ayudará a mantener su mente y cuerpo activos, le enseñará buenas habilidades sociales y comportamientos, y fortalecerá su vínculo contigo.

Cuando entrenes a tu gatito, es esencial tener muchos juguetes a tu disposición. Si comienza a hacer algo que no debe, redirige su atención a los juguetes. Dáselos como recompensa por evitar malos comportamientos. Tener juguetes para jugar mantendrá a tu gatito mental y físicamente ocupado.

Problemas Comunes en el Comportamiento de los Gatos

Hay varios comportamientos comunes del gato que pueden abordarse a través del entrenamiento de obediencia. Lo que te ahorrara un mundo de dolores de cabeza y te mantendrá en sintonía con las necesidades de tu gato. Algunos de estos comportamientos son:

  • Muebles rascado
  • Pulverizar y orinar
  • Evitando la caja de arena.
  • Agresión hacia personas u otros animales.
  • Estrés
  • Miedo o ansiedad
  • Comportamientos compulsivos, como el exceso de aseo,  rascarse o morder excesivamente

Cómo Entrenar a un Gato

Si tienes suerte, tu gato estará dispuesto y ansioso por aprender tus órdenes. Sin embargo, existe la posibilidad de que te ignore. Cada gato es diferente, y el entrenamiento puede ser extremadamente difícil para tu paciencia. Asegúrate de dedicar pequeñas cantidades de tiempo cada día para  trabajar con el. Si tiene otros gatos en tu hogar, recuerda que cada uno tiene diferentes personalidades y que se les debe enseñar de manera diferente.

Ten en cuenta que los gatos no entienden o responden bien al castigo. El castigo a menudo hará que su gato se escape y se esconda de ti, y puede provocar estrés, lo que puede devenir en problemas de salud. Fomentar el buen comportamiento con una recompensa es mucho más efectivo, y esa recompensa puede venir en forma de alabanza o por un sabroso manjar. Esta capacitación basada en la recompensa enseña a tu gato a asociar el buen comportamiento con resultados positivos.

Una de las técnicas de entrenamiento de gatos más comunes es el entrenamiento con clicker, que es otra forma de entrenamiento basado en recompensas. Por ejemplo, si desea enseñarle a su gato a sentarse, haz clic en el aparato tan pronto como se siente y dale un pequeño obsequio. Eventualmente, con suficiente repetición, aprenderá a asociar el clic con el comportamiento y la recompensa.

Manten las sesiones de entrenamiento cortas. Los gatos tienen una capacidad de atención corta y pueden aburrirse rápidamente. Concéntrate en un comando a la vez y continúa con el siguiente cuando haya dominado el primero.

Cómo abordar el mal comportamiento en su gato

Podría haber varias razones por las que tu gato se está comportando de manera desinteresada. Podría estresarse por un nuevo cambio en su hogar, tener una condición médica o simplemente no entender que su comportamiento es incorrecto. Si bien puedes pensar que tu gato se está portando mal porque está molesto o es rencoroso contigo. Este no suele ser el caso.

Redirigir su comportamiento es lo mas adecuado en lugar de castigarlo, porque con esto ultimo es más probable que lo vuelva a cometer. Al castigarla, puede sentirse amenazada por ti, lo que en última instancia le llevara más estrés y malos hábitos. Si te teme, esto dañará el vínculo con el otro.

El gato debe estar consciente de los comportamientos no deseados. Una forma de hacerlo es conectar los malos comportamientos con algo desagradable . Por ejemplo, los gatos son reacios a ciertos olores como el perfume y los cítricos. Puede remojar bolas de algodón con estos aromas para mantener a tu gato alejado de lugares donde no quieres que este.

Recuerda siempre alabar a tu gato por sus buenos comportamientos. Dale un regalo por un trabajo bien hecho, y ella aprenderá a asociar sus acciones con sus recompensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *