Desarrollar Habilidades de Liderazgo. Controlando tu Desarrollo Profesional.

Técnicas a Desarrollar para ser un Buen Líder.

La posibilidad de avanzar a la parte superior del campo donde te desarrollas es el anhelo de toda persona, por lo que la dedicación a los puestos de trabajo y el perfeccionamiento de tus habilidades, serán claves para lograrlos. Pero después de un cierto punto, el desarrollo profesional depende de algo más que habilidades técnicas y la voluntad de trabajar duro. También necesita algunas habilidades blandas, una de las cuales es la capacidad de asumir un papel de liderazgo.

Algunas personas son líderes naturales , pero cualquiera puede desarrollar el conjunto de habilidades necesarias con algo de práctica. Si deseas llevar tu carrera tan lejos como sea posible, entonces tiene que estar dispuesto a trabajar. Aquí hay 9 estrategias para ayudarte a desarrollar tus habilidades de liderazgo y seguir avanzando en tu carrera.

Practica la Disciplina

Un buen líder necesita disciplina. El desarrollo de la disciplina en su vida profesional (y personal) es una necesidad con el fin de ser un líder eficaz, y para inspirar a otros  que sean disciplinado. La gente juzgará su capacidad para liderar según la cantidad de disciplina que muestre en el trabajo.

Demuestre disciplina en el trabajo siempre cubriendo los plazos acordados, cumpliendo con las citas y terminando las reuniones a tiempo. Si la desorganizacion es inherente a ti, es posible que tu trabajo se vuelva mas dificil. Siempre puede comenzar poco a poco para cambiarlo, intenta implementar buenos hábitos en casa, como levantarte temprano y hacer ejercicio a diario.

Asumir más Proyectos

Una excelente manera de desarrollar tus habilidades de liderazgo es asumir más responsabilidad. Tu no tiene que tomar más de lo que puede manejar, pero sí es necesario hacer más que lo que se pide en algún trabajo o proyecto, es decir, necesitas potenciar los resultados de tu actuar para que se fijen en ti. Salir de tu zona de confort es la única forma de aprender algo nuevo, y al hacerlo, los ejecutivos lo notarán como alguien que toma la iniciativa .

Aprender a Seguir

Un verdadero líder no tiene problemas para ceder el control a otra persona cuando sea apropiado. No debe sentirse amenazado cuando alguien no esté de acuerdo contigo, cuestiona tu forma de pensar o propón ideas propias. Nanten la mente abierta y otorga méritos a los que se lo merecen. No siempre será fácil, pero si aprendes a valorar y respetar a los demás miembros de tu equipo, es más probable que se pongan bajo tu mando.

Desarrollar una Conciencia Situacional.

La marca de un buen líder es alguien que puede ver el panorama general y anticipar los problemas antes de que ocurran. Esta es una habilidad valiosa que te ayudara cuando se manejen proyectos complejos con plazos ajustados. La capacidad de preveer y proporcionar sugerencias para evitar problemas potenciales es invaluable para un líder. Esta habilidad también te ayuda a reconocer las oportunidades que otros pasan por alto, lo que sin duda te permitirá obtener reconocimiento.

Inspirar a Otros

Ser un líder significa que eres  parte de un equipo, y como líder, debes de tener la capacidad de motivar e inspirar a aquellos con quienes trabajas para que colaboren lo mejor que puedan. Cuando un miembro del equipo necesita estímulo u orientación, ayudalo. A veces, todo lo que una persona necesita es alguien que escuche y sea comprensivo.

Sigue Aprendiendo

El mejor camino para convertirte en un buen líder es seguir aprendiendo cosas nuevas. Mantiene tu mente aguda y tus habilidades frescas. Recuerda que te debes de  preparar para nuevos desafíos que pueden surgir en tu camino, lo que siempre es bueno para un líder.

Dale poder a tus Compañeros de Equipo

Nadie es el mejor en todo, y cuanto antes se dé cuenta, más pronto podras aprender a ser un buen líder. Delegar tareas a otros no solo te libera para las cosas que hace bien, sino que también empodera a otras personas en tu equipo y los hace sentir valorados.

Resuelve conflictos

Recuerda que no todos los integrantes del equipo se llevaran bien, ya que pueden ser diferentes, lo que generara tensión y roces en el trabajo. En lugar de ignorar los conflictos interpersonales con la esperanza de que desaparezcan , gestiona una platica donde participen las partes inconformes y se el mediador. Además, debes de estar  abierto a reasignar a los miembros del equipo si el conflicto no se puede resolver.

Ser un oyente exigente

Convertirte en un líder no significa que siempre tengas que estar en el centro de atención. Un rasgo importante de un buen líder es alguien que escucha sugerencias, ideas y comentarios de otras personas, y los construye. Los buenos oyentes saben que la comunicación no es solo acerca de las palabras, sino también de las señales no verbales, como el contacto visual y el lenguaje corporal.

Las buenas habilidades de liderazgo son esenciales para avanzar en tu carrera, pero como puede ver, el liderazgo es mucho más que simplemente estar a cargo. Como dijo el estadista estadounidense John Quincy Adams: “Si sus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y convertirse en más, usted es un líder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *