Como Entrenar a mi Perro con Instrucciones Básicas

Entrenamiento Básico de Perros

¿Estás listo para comenzar a entrenar a tu perro o cachorro?. El entrenamiento adecuado y la socialización están entre las necesidades básicas de tu perro . Es importante comenzar a entrenar a tu perro lo antes posible.

Al principio, el entrenamiento del perro puede parecer bastante abrumador, especialmente si este es tu primer perro. La verdad es que entrenar a tu perro es un proyecto muy grande. Si lo tomas paso a paso, encontrarás que la tarea es mucho menos desalentadora. Aquí hay alguna información para ayudarte a iniciar con esta extraordinaria actividad.

  • Comienza un programa de obediencia para perros. Aprende cómo establecer una base antes de comenzar a entrenar a tu perro.
  • Refuerzo positivo. Hay muchas maneras diferentes de entrenar a un perro, pero la mayoría de los profesionales están de acuerdo en que la manera positiva es la mejor, tanto para el perro como para el entrenador.
  • Entrena a tu perro usando juegos. Entrenar a tu perro debería ser divertido. Todo el mundo sabe que es más fácil aprender cuando se lo está pasando bien, así que intente implementar algunos juegos en el régimen de adiestramiento.
  • Seis semanas para tener perro entrenado en aspectos basicos. Utilizando este programa como guía, puede enseñarle lo básico a su perro en aproximadamente seis semanas.
  • ¿Necesita ayuda con el entrenamiento del perro?. Considera la posibilidad de obtener ayuda de un entrenador de perros. Esto puede ser en modalidades de clases privadas o grupales.

Entrenamiento para ir al Baño

El entrenamiento para ir al baño tiene que ver con consistencia, paciencia y refuerzo positivo. Comience con lo básico:

  • Supervisa a tu perro. Cuando recién estas comenzando a capacitarlo, limita su acceso a otras partes de la casa, ya sea que eso signifique cerrar las puertas de los dormitorios o enseñarle que tiene su propio espacio.
  • Establecer una rutina. Los perros son criaturas de hábito. Al alimentar a tu perro a la misma hora cada día y ofrecer caminatas espaciadas regularmente y descansos fuera, puedes condicionarlo para que vaya al baño en horas fijas diariamente.
  • Nunca castigues a tu perro por hacer sus necesidades en el interior . Los accidentes ocurren y los perros no entienden la causa y el efecto de la misma manera que las personas. Limpia el desorden, recuerda que es un proceso que lleva tiempo y perfeccionamiento.
  • Recompense a tu perro por hacerlo bien. Dale algo que le guste comer tan pronto como vaya al baño en el lugar designado.

Comando “Ven”

Hacer que tu perro vaya cuando tu se lo solicites es un comando básico que debe de adquirir, ya que con eso se pueden controlar muchas situaciones o altercados. Cada vez que tu perro venga cuando lo llames haz una fiesta para que el empiece a generar un refuerzo positivo y entienda que es algo que apruebas. No importa que este haciendo tu mascota, acudir a ti debe ser lo mejor que les sucede todo el día.

Para entrenar a tu perro para que venga cuando lo llames, debes comenzar por medio de la correa en un área tranquila . Aléjete de tu perro mientras le dice con entusiasmo que venga. Solo da la orden una vez, pero se ​​entusiasta y manten tu lenguaje corporal relajado y abierto. Puedes mostrarle a tu perro un regalo para animarle a que se dirija hacia ti. Una vez que comience a caminar hacia ti, debes de decir “si” y recompensarle con un regalo.

Con el tiempo, puedes aumentar gradualmente la distancia entre tu y el perro, y comenzar a practicar en una variedad de situaciones.

Comando “Quieto”

Enseñar a tu perro a “quedarse” en un lugar es una orden que puede ser muy positiva al momento de enfrentar situaciones de peligro.

Desarrolla las habilidades de “permanecer” de tu perro con las Tres D de entrenamiento :

  • Distancia
  • Duración
  • Distracción

Empieza cerca de tu perro, poniéndolo en posición de sentada o acostado. Extiende una mano hacia el y dile “quédate”. Después de un momento, recompénsale si no se ha movido. Repite esto hasta que tu perro tenga la idea de que recibirá un premio si mantiene su posición sentada o echada.

A lo largo de varias sesiones de entrenamiento, aumenta la distancia con tu perro y la duración antes de liberarla,  introduce distracciones para probar su comportamiento y grado de obediencia.

Comando “Soltar”

El comando de “dejarlo” es otro elemento esencial para mantener a tu perro a salvo, ya sea por algo que puedan recoger y tragar o por alguna pelea que tenga con otro perro. También es una habilidad que requiere tiempo y consistencia para dominar, así que asegúrate de hacerlo gradualmente, basándose en las tres D mencionadas anteriormente.

Para enseñar a “dejarlo”, comienza con una golosina en la mano, y tu perro debe estar en posición sentado o acostado. La secuencia para enseñarle esta instrucción es la siguiente:

  • Muéstrale a tu perro la golosina, dile de una forma firme”déjelo”, luego coloque el objeto debajo de tu zapato.
  • Tu perro tratará de olfatear, lamer, incluso rascar tu pie. Deja que lo intente. Cuando finalmente se dé por vencido, diga inmediatamente “sí” , y dale una recompensa en tu mano (no le des el objeto que estaba debajo de tu zapato)
  • Despues de recompensarlo, tu perro puede volver a oler alrededor de tu pie. Tan pronto como se detenga y mire hacia otro lado, marca el comportamiento deseado con un “sí” y recompénsalo.
  • Una vez que tu perro haya dominado el arte de ignorar un cierto objeto. Debes de dárselo para que lo agarre con su boca, en el momento que tu lo desees da la orden de dejarlo, si el perro reacciona da gritos de aprobación y premialo.

Comando “Sentarse”

La orden de  “sentarse” es a menudo el primer comando que aprenden los perros. De hecho, la mayoría de los perros se sientan solos cuando están frente a ti, por lo que todo lo que tienes que hacer es conectar la instrucción con su comportamiento.

Primero, mientras tu perro está de pie, coloca una golosina delante de tu nariz y levántala lentamente hacia la parte posterior de su cabeza. Cuando su cabeza siga el objeto, su trasero bajará. Una vez que su trasero golpee el piso, dile “sí” de una forma entusiasta,  y dale el premio.

Una vez que tu perro está sentado de manera confiable, puedes pasar a una señal de mano y un comando verbal, para que reaccione a ordenes audibles y visuales.

Comando “Abajo”

Al igual que “sentarse”, puedes comenzar a entrenar a tu perro con la señal de “abajo” con una golosina en tu mano.

  • Comienza teniendo a tu perro sentado frente a ti
  • Sostén una golosina cerca de su cara.
  • Mueve la golosina directamente hacia el piso y luego, lentamente, aléjala del perro. Seguirá el objeto moviendo las patas hacia adelante y finalmente se acostara.
  • Se claro con tus movimientos y paciente. Una vez que tu perro se acuesta, dale el refuerzo “¡sí!” y una recompensa.
  • Repitelo hasta que le quede claro que es lo que debe de hacer cuando des la orden.
Establecer una base de entrenamiento sólida hará que la vida con tu perro sea más fácil y divertida. Si no estás seguro por dónde empezar, inscríbete en una clase de obediencia. No hay mejor manera de entrenar a tu perro que practicar con un experto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *