QUE HACER

Como Actuar en un Ataque Químico.

Que Hacer en un Ataque Quimico

Un ataque químico es la liberación intencional de un gas tóxico, líquido o sólido que puede envenenar a las personas y al medio ambiente. El uso y posesión de armas químicas está prohibido por el derecho internacional. Sin embargo, varias naciones continúan manteniendo programas activos de armas químicas, a pesar de que prevalecen las normas internacionales en contra del uso de armas químicas.

Un arma química es cualquier sustancia química tóxica que puede causar la muerte, lesiones, incapacitación e irritación sensorial, desplegada a través de un sistema de entrega, como un proyectil de artillería, un cohete o un misil balístico. Las armas químicas se consideran armas de destrucción masiva y su uso en conflictos armados es una violación del derecho internacional.

Las formas primarias de armas químicas incluyen agentes nerviosos, agentes de ampollas, agentes de asfixia y agentes sanguíneos. Estos agentes se clasifican en función de cómo afectan el cuerpo humano.

Tipos de Agentes

Agentes nerviosos. Generalmente considerados como las más mortales de las diferentes categorías de armas químicas, los agentes nerviosos, en forma líquida o gaseosa, pueden ser inhalados o absorbidos a través de la piel. Los agentes nerviosos inhiben la capacidad respiratoria y cardiovascular del cuerpo al causar daños severos al sistema nervioso central, y pueden causar la muerte. Los agentes nerviosos más comunes incluyen Sarin, Soman y VX.

Agentes de ampolla . Los agentes de la ampolla pueden venir en forma de gas, aerosol o líquido y causar quemaduras graves y ampollas en la piel. También pueden causar complicaciones en el sistema respiratorio si se inhalan y el tracto digestivo si se ingiere. Las formas comunes de agentes de ampollas incluyen mostaza de azufre, mostaza de nitrógeno, lewisita y fosgeno oximina.

Agentes de asfixia. Los agentes de asfixia son toxinas químicas que atacan directamente el sistema respiratorio del cuerpo cuando se inhalan y causan insuficiencia respiratoria. Las formas comunes de agentes de asfixia incluyen fosgeno, cloro y cloropicrina.

Agentes sanguíneos . Los agentes sanguíneos interfieren con la capacidad del cuerpo para usar y transferir oxígeno a través del torrente sanguíneo. Los agentes sanguíneos generalmente se inhalan y luego se absorben en el torrente sanguíneo. Las formas comunes de agentes sanguíneos incluyen el cloruro de hidrógeno y el cloruro de cianógeno.

Agentes Biológicos y Antidisturbios.

Los agentes biológicos difieren a los químicos en que los efectos se retrasan, a menudo durante días. Los efectos de las toxinas, como la del botulismo, ocurren típicamente en menos de un día. Los agentes biológicos vivos, como el ántrax o la plaga, generalmente toman de 2 a 5 días para que aparezcan los síntomas. Estos no tienen olor ni color y pueden estar en forma líquida o en polvo.

Existen agentes para el control de disturbios, como los gases lacrimógenos, se consideran armas químicas si se usan como método de guerra. Los estados pueden poseer legítimamente agentes de control de disturbios y usarlos para fines de cumplimiento de la ley nacional, pero los estados que son miembros de la Convención de Armas Químicas deben declarar qué tipo de agentes de disturbios poseen.

¿Cómo se Realiza un Ataque Químico?

Un ataque con armas químicas ocurre en dos fases: entrega y diseminación. La fase de entrega se refiere al lanzamiento del cohete, bomba o proyectil de artillería. La fase de difusión consiste en la dispersión del agente químico del arma.

Las armas químicas pueden ser entregadas a través de una variedad de mecanismos que incluyen, entre otros: misiles balísticos, bombas de gravedad lanzadas desde el aire, cohetes, proyectiles de artillería, botes de aerosoles, minas terrestres y morteros.

La diseminación es la fase más crítica de un arma química y generalmente determina su efectividad. En general, ésta se ha realizado mediante explosivos que expulsan al agente. Otras formas de diseminación incluyen la  aerodinámica, un mecanismo de entrega de tipo no explosiva que despliega el agente químico a través de líneas de dispersión.

Posibles Síntomas de Amenaza Química

Muchas personas sufren de los siguientes síntomas al estar expuestos ante agentes químicos y biológicos:

  • Ojos llorosos
  • Tics
  • Asfixia
  • Dificultad para respirar
  • Falta de coordinación
  • Parálisis muscular
  • Enrojecimiento de la cara
  • Estornudos y tos

Un ataque o incidente químico o biológico no siempre será evidente, dado que muchos agentes son inodoros e incoloros y algunos no causan efectos o síntomas inmediatamente perceptibles. Esté alerta a la posible presencia de agentes.

Indicadores de un Ataque Químico

  • Gotas que forman una película aceitosa sobre superficies.
  • Los animales como los peces, pájaros, gatos, entre otros, cuando enferman muestran los síntomas mas rápido que una persona, por lo que hay que estar atentos a ellos y ver si existen muertes.
  • Sprays o vapores líquidos inusuales.
  • Olores inexplicables, como almendras amargas, granos de durazno, heno recién cortado o hierba verde.
  • Pulverización inusual o no autorizada en el área.
  • Nubes bajas o niebla no relacionada con el clima; nubes de polvo; o suspendidas, posiblemente coloreadas, partículas
  • Personas vestidas inusualmente (camisas de manga larga o abrigos en verano) o con protección respiratoria, especialmente en áreas donde un gran número de personas tienden a congregarse, como el metro o los estadios.

Que Hacer en Caso de un Ataque Químico

Como se menciono, hay muchos agentes químicos y biológicos  que un terrorista podría usar como arma, pero podemos hacer las siguientes generalizaciones:

  • Aunque la contaminación o absorción de alimentos o agua a través de la piel son posibles rutas de ataque, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la inhalación de agentes químicos o biológicos es el medio más probable y efectivo. Por lo tanto, la protección de las vías respiratorias es el factor más importante en una situación. Cubre tu boca y nariz con un pañuelo, una manga de abrigo o cualquier pieza de tela para proporcionar algún medio de protección moderado. Se puede hacer una máscara improvisada empapando un paño limpio en una solución de 1 cucharada de bicarbonato de sodio en una taza de agua, si bien esto no es muy efectivo, puede proporcionar cierta protección.
  • Los procedimientos básicos de descontaminación son generalmente los mismos sin importar el agente. Una limpieza cuidadosa con grandes cantidades de agua tibia con jabón o una mezcla de 10 partes de agua por 1 parte de lejía, reduce en gran medida la posibilidad de que un agente se absorba  a través de la piel.
  • Si no hay agua disponible, el talco o la harina también son excelentes medios de descontaminación de los agentes líquidos. Espolvoree la harina o el polvo abundantemente sobre el área de la piel afectada, espere 30 segundos y cepille con un paño o gasa. (Nota: el polvo absorbe el agente, por lo que debe ser cepillado a fondo. Si está disponible, se deben poner guantes de goma al realizar este procedimiento).

Mas Información

  • En general, los agentes químicos tienden a presentar un efecto inmediatamente notable, mientras que muchos agentes biológicos tardarán días antes de que aparezcan los síntomas. En cualquier caso, se debe buscar atención médica de inmediato, incluso si se piensa que la exposición es limitada.
  • La mayoría de los agentes químicos y biológicos que presentan un riesgo de inhalación se descomponen con bastante rapidez cuando se exponen al sol, se diluyen con agua o se disipan en vientos fuertes.
  • No importa cual es el agente o su concentración, la evacuación del área de ataque siempre es aconsejable. Para permanecer en un área contaminada,  debes estar debidamente equipado con un dispositivo de respiración y ropa protectora.
  • Muévete contra el viento desde la fuente del ataque.
  • Si la evacuación del área inmediata es imposible, ve adentro (si estas afuera) y hacia arriba a una habitación interior en un piso más alto. Recuerde que muchos agentes son más pesados ​​que el aire y tienden a permanecer cerca del suelo. Una vez dentro, cierre todas las ventanas y puertas exteriores y apague el aire acondicionado o los sistemas de calefacción para evitar la circulación de aire.
  • Cúbrete los brazos y piernas, cuidando que los cortes o abrasiones estén vendadas.
  • Si estas en un automóvil, cierre los respiraderos de la entrada de aire exterior y cierra las ventanas. Los autos de último modelo pueden brindar cierta protección contra agentes tóxicos

Selección del Refugio

Para seleccionar un refugio seguro en caso de que no haya forma de pedir auxilio, ten en cuenta que deberás seleccionar una habitación en el piso de arriba de cualquier construcción con el menor número de ventanas y puertas. Elije una habitación grande con acceso a un baño y de preferencia con un teléfono. Evita elegir habitaciones con aire acondicionado de ventana o pared ya que son más difíciles de sellar. Apaga todas las  unidades centrales de aire acondicionado y calefacción.

Debes de estar consciente de que algunos síntomas graves pueden aparecer varias horas después de la exposición. Por eso debes estar atento ante cualquier malestar, para que te comuniques lo antes posible con los cuerpos de emergencia y les expliques que te encontraba en el área contaminada, para que te puedan brindar las instrucciones necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *